Alcaldía de Palmira trabaja para dar solución a los problemas ocasionados por las fuertes lluvias

La Alcaldía de Palmira, a través de la Secretaría de Infraestructura y la Dirección de Gestión del Riesgo, mantiene labores de mitigación y prevención en la zona rural de Palmira a causa de las fuertes lluvias que se presentaron en el municipio. Por eso, en el momento se adelantan labores para mitigar las secuelas y riesgos que esta situación dejó en algunos sectores de la ciudad.

Una de las causas principales que desencadenó esta emergencia es el desbordamiento del río Nima, afectando a corregimientos como Tienda Nueva, Boyacá, La Pampa, Amaime y Rozo, donde las inundaciones afectaron los accesos viales a estos sectores y algunas viviendas. Por otro lado, se reportan taponamientos por deslizamiento de tierra en las vías de La Esperanza, La Quisquina, La Nevera y Monserrate. 

Por lo cual, este lunes desde muy temprano, en un trabajo articulado entre la Dirección de Gestión del Riesgo, el Cuerpo de Bomberos, la Defensa Civil, la Cruz Roja y la Secretaría de Infraestructura, se adelantan evaluaciones en sitio y acciones estratégicas para conocer el estado de todas estas afectaciones y resolver las contingencias que se han presentado en el menor tiempo posible. 

Así lo reporta el director de Gestión de Riesgo, Fernando Leal: “Se han presentado afectaciones importantes por el desbordamiento del río Nima, pero entre las distintas instituciones estamos evaluando en sitio todas estas afectaciones. Queremos darle un parte de tranquilidad a la comunidad porque sus organismos de socorro están trabajando para resolver las contingencias que se nos han presentado”

Es importante mencionar que actualmente se evalúan otras posibles zonas afectadas por las fuertes lluvias en Palmira para emitir la evaluación de daños y análisis de necesidades (EDAN) y confirmar quiénes aplican para recibir ayudas humanitarias de emergencias.

Asimismo, la Secretaría de Infraestructura está trasladando la maquinaria del municipio, especialmente a la zona alta, para realizar la remoción de tierra y recuperar la movilidad en las zonas afectadas por los derrumbes. En la zona plana se evalúa el estado de los jarillones y diques de los afluentes hídricos para proceder a su intervención una vez sea posible.  Además, se está ejecutando un plan de trabajo para priorizar el mejoramiento de vías y recuperación de bancas en zonas identificadas como de alto riesgo, para evitar accidentes y afectaciones humanas. 

Al respecto el secretario de infraestructura, Giancarlo Storino, explicó: “Estamos atendiendo las emergencias que se han presentado en 13 puntos críticos de Palmira, articulados con las demás entidades que están apoyando este proceso. En este momento pusimos a disposición toda la maquinaria que tiene el municipio y nuestro personal para atender esta emergencia y que las comunidades sean las menos afectadas en lo posible”.   

Por eso, se recomienda a la comunidad tomar medidas de precaución para esta segunda temporada de lluvias del año, influenciada por el fenómeno de la niña, que se prevé durará hasta mediados del mes de diciembre. 

Al respecto, el subsecretario de infraestructura, Andres Osorio recomienda: “En la zona urbana conducir con precaución, a bajas velocidades, ya que la lluvia hace que la vía se ponga más resbalosa y aumentan las distancias de frenado. En la zona rural plana tener en cuenta que los caudales de los ríos aumentan y se pueden generar otros desbordamientos”

De esta manera, se reafirma el compromiso de la Alcaldía de Palmira, a través de la Dirección de Gestión del Riesgo y la Secretaría de Infraestructura para evitar y atender emergencias relacionadas con la ola invernal en nuestro municipio.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.

Scroll al inicio